Cuando el miedo cesa

En la cascada genética que es cada domingo con la familia, o meditando, o a base de agua y anti inflamatorios, o esquiando en los glaciares perpetuos de una cima paradisíaca; lo que gotea es la pregunta eterna: ¿Cuánto tardaré en necesitar ayuda?… médica, financiera, emocional…

Si la respuesta es “Nunca” estás en el camino, eres todo lo que necesitas, tienes todo lo que necesitas, nada ajeno a ti te pedirá realmente ser atendido. Todo lo que crees que te falta es una ilusión del ego. Lo tienes todo. Lo tenemos todo. Ahora el problema es qué hacer sin problemas… ¿Crearlos?… ¿Temblar de miedo pensando en cuándo los problemas volverán de pronto?…

Todo eso es fantasía y adicción al cortisol y a la adrenalina que provoca analizar para atacar, huir, defenderse, o todo a la vez… ¡Ganar!, ¡Qué importante es ganar cuando luchamos!… Qué insignificante cuando fluimos y buscamos la manera de optimizar al máximo cada segundo.

Fundirse. Aceptar que no hay individualidad, que somos un Todo infinito, sano, feliz y en perpetuo intercambio de frecuencia con La Luz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s